lunes, 5 de diciembre de 2011

DESDE CANARIAS




Lanzarote de volcanes,
mar y lava, sol y fuego;

La Graciosa, tras el río
con sus aires marineros;

Fuerteventura de arenas,
azotadas por el viento;




Gran Canaria, la de dunas
que del Nublo son reflejo,
continente en miniatura,
de mil paisajes de cuento.

Tenerife con el Teide,
de España orgullo señero;

Gomera descubridora,
su Garajonay, de vértigo;

La Palma, espectacular,
de enormes desfiladeros

y sabinas retorcidas
en los confines de El Hierro.





Las Islas Afortunadas
de cálido y dulce acento;
vergeles exuberantes,
junto a pequeños desiertos,
y gentes acogedoras
de este querido archipiélago
que evoca felicidad,
vacaciones, sol y sueños.

Mi alma lleva consigo
todos los años que hicieron
que nunca pueda olvidar
amigos, paisajes, pueblos;
tantas cosas que viví 
tantos y tantos recuerdos...






Canarias, tú nos das todo
a los que somos de dentro;
lleva nuestro corazón
tu luz, tu calor, tu fuego
y por eso, te decimos
que ¡Jamás estarás lejos!.

            © A. Manrique Cerrato.- 2011




3 comentarios:

  1. Bonita poesía que refleja bien los encantos de las islas, seguro que los isleños que la lean se sienten muy identificados. Enhorabuena.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué mala es la envidia! ¡Quién estuviera ahí! Comeos unas papas arrugas por mi please.
    Belén

    ResponderEliminar
  3. Que bonitas imagenes y que envidia sana, por supuesto,un abrazo.
    Charo.

    ResponderEliminar