miércoles, 7 de noviembre de 2012

FRENTE A SAN GIORGIO (Postales de Venecia VI)




Frente a San Giorgio,

tímido el sol apunta

en el otoño.

                 © A. Manrique Cerrato.- 2012 







  

 

12 comentarios:

  1. Armando, you have inspired me to take a photography course in either January or September, I will have to look into the availability. I would love to take the beautiful pictures you take:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh good! and I hope watching your photos on your blog. Greetings!

      Eliminar
  2. How beautiful these photos are!!! Thank you for sharing the beauty of this historycal place!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Your photos are also lovely and the places you show, very beautiful. Kisses

      Eliminar
  3. Qué maravilla de fotos, nunca había imaginado que la ciudad estuviese tan rodeada de agua creía que estaba llena de canales pero no rodeada de agua
    ¡Ah! y tus haikus perlas depuradas.
    buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco por tus palabras y por tus últimas poesías que son preciosas. Un abrazo

      Eliminar
  4. Muy bellas imágenes, me quedo disfrutando de tu blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, geniales. Dignas de guía de turismo. Me encanta la última -bueno, todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, como siempre, es un placer verte por aquí, aunque no sé de donde sacas el tiempo con tantos proyectos que tienes entre manos, recitales, actuaciones, bruja, Lazarillo... ¡Estás lanzado y me alegro mucho! Un abrazo.

      Eliminar
  6. Las imágenes de otoño nos hacen ver en los días tristes.
    Pero la primavera siempre debe estar dentro de cada uno de nosotros y el calor del verano se debe quemar en nosotros para que seamos sensibilidad eclosión.
    Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. Siempre se puede buscar elk lado bello y positivo aún de la imagen o el sentimiento más melancólico. Tú lo sabes bien porque eres una gran poeta. Un beso

    ResponderEliminar