viernes, 6 de mayo de 2016

UNA POESÍA PARA LA PRIMERA COMUNIÓN



Ya llegó por fin el día,                                   recibiste el Sacramento
con tu radiante vestido
de princesita de cuento.

Parece mentira, Eva,
qué deprisa pasó el tiempo,
de aquella primera noche
en que cogiste mi dedo,
del sonajero a los libros,
de la guarde hasta el colegio,
las bicis y las gymkanas,
el marciano cosquillero,
con los clicks y las canciones,
las barbies y la Nintendo.

Jugar a feria de casa
tras turístico paseo
montados en patinete
con la casa por museo;
los tesoros escondidos
de todos los veraneos
y por el retrovisor
mirar cómo vais creciendo.

Otra etapa va empezando
que no hay tregua en este empeño.
estamos contigo todos
y juntos intentaremos
que sigas así adelante
y tus metas consiguiendo.

Algunos que ya se han ido
nos contemplan desde el cielo
y otros, más pequeñitos,
no saben muy bien que es esto
mas nos brindan su alegría,
primos Guille, Julia y Diego
y siempre nuestra Clarita

compañera de los juegos.

Eva, pues ¡Enhorabuena!
hoy felicitarte quiero
porque hoy eres tú la estrella,
porque llegó tu momento,
porque una vida te espera
con sus cientos de secretos;
porque nos tienes a todos
para ayudarte con ellos
y porque sabes que todos
somos los que te queremos.

                          © A. Manrique Cerrato.- 2012 






      
  

  
Hoy, puesto que estamos en la época y se cumplen siete años desde que mi hija mayor hizo la Primera Comunión, recupero esta sencilla poesía que escribí para aquella ocasión.

                         



       Además, se da la circunstancia de que esta es la entrada más vista del blog, concretamente tiene ¡7.380 visitas directas!

                            

     Y es que, por lo que he podido ver en las estadísticas, mucha gente entra en ella puesto que escriben en el buscador frases tales como: "poesías para la Primera Comunión de mi hija/hijo/nieta..." , "poemas de comunión" , "una poesía para el día de la comunión", etc.

                         

  Me causa gran satisfacción que haya tantas personas que quieran expresar sus sentimientos a través de los versos en un día tan especial y me siento orgulloso y agradecido de que se hayan pasado por el blog tal vez para inspirarse en la creación.


     Así que ya veis, una obra que en principio no iba a salir prácticamente de la familia, ha llegado a tener una difusión inimaginable.


  Próximamente publicaré de nuevo el poema que escribí tres años más tarde cuando fue mi hija pequeña la que celebró su comunión.


   Muchas gracias por vuestra visita. Espero que paséis un buen fin de semana y si alguien tiene una comunión que disfrutéis del encanto de ese momento tierno e inigualable que, por suerte o por desgracia, empieza a poner el colofón a los años de la infancia...



  ¡Un fuerte abrazo, amigos!

1 comentario:

  1. Armando, your daughter is beautiful ... what a lovely day for you and your family xox

    ResponderEliminar